miércoles, 1 de abril de 2009


Cae un rayo sobre la piedra que se alza en alta mar
desde lejos, parece que cae sobre el agua,
eran dos vientos los que ventaban esa noche,
eran dos corrientes las que silbaban,
una movía las nubes intranquilas,
la otra, peces, estrellas y sirenas.

Un rayo que dura una gota de agua,
una gota que sacia mil vidas,
mil vidas que contiene el rayo,
la tormenta es la madre de las almas
y el mar, mujer, los amamanta.

José Cabrera

1 comentario:

rakulita dijo...

ODÔIA IEMANJA, EPARREIII IANSA!!!, ME SUBYUGO e INCLINO ANTE EL PODER DE MIL MARES Y LA FUERZA DEL RAYO CLARIFICADOR, GRACIAS MADRES POR ILUMINAR NUESTROS CAMINOS!!!! AXE